Seis trucos para distribuir tu salón a la perfección

Ten un salón a medida

Más grande, más pequeño. Con amplitud, estrecho. Cuadrado, rectangular. Son muchos los tipos y hoy te damos los mejores consejos para distribuir tu salón a las mil maravillas.

Casi nunca pensamos en cómo distribuir el salón. Elegimos los muebles, el color de las paredes o los cojines para los sillones, pero nos olvidamos de esta tarea. Estamos ansiosos por verlo perfecto y dejamos a un lado la amplitud, la disposición de los muebles o el número de personas que viven en la casa. Resultado: tienes miles de elementos con los que decorar tu salón, pero te falta espacio donde ponerlos.

Si tú también has obviado este paso o vas a decorar tu salón por primera vez, tranquilo. Hoy desde Avvento te ayudamos con estos seis consejos para distribuir tu salón. ¡Vamos a por ello!

¿Un salón o un comedor? 

distribución salón

El salón es una de las estancias más importantes de la casa. Es el punto de encuentro entre todos los miembros. En su interior quedan recuerdos, descanso y cientos de horas devorando películas y series de moda.

Es el espacio donde pasas más tiempo, por lo que, ¿por qué no lo haces más confortable jugando con la decoración?

En toda distribución del salón , lo primero que hay que preguntarse es: ¿Qué quiero? ¿Un salón, un comedor o un salón-comedor? Depende cuál sea tu elección, ten en cuenta que la decoración no será la misma. Cada una tiene unos muebles asignados, unos colores más vistosos y, en general, unas tendencias decorativas distintas.

Eso sí, hay ciertos patrones que son comunes. El respeto a las distancias y potenciar la luminosidad son las reglas de oro del buen interiorismo.

En el caso de que quieras tener espacios diferentes, siempre hay elementos para separar. Un corredor, a modo de zona de paso, un sofá delimitador, unas puertas correderas, unos paneles o construir un tabique son algunas ideas para distinguir ambas estancias.

Lo primero, un plano o croquis

distribución salón

Ordena tu cabeza y se ordenará todo lo demás. Este consejo tan útil también se aplica a la decoración . Así, para distribuir tu salón a la perfección, el primer paso es reflexionar. Anota cuales son tus necesidades y, a partir de ahí, realiza un plano o croquis.

Esta estantería irá aquí. El sillón tiene que ir alineado con la mesa. El sofá tiene que estar en frente de la tele. Es hora de plasmar todas esas ideas en el papel, teniendo muy en cuenta los enchufes y cables de luz, los grandes olvidados.

Con este primer boceto, la colocación de los muebles ya no te parecerá un rompecabezas.

El espacio es el que es 

distribución salón

Más claro, agua. A la hora de distribuir el salón, no se puede hacer magia. El espacio es el que es y no es bueno forzar.

Para evitar el temido abotargamiento, estas medidas se tienen que convertir en tu biblia:

  • Zona de paso: 80-100 cm si hay muebles o estanterías
  • Sofá-mesilla central: 50 centímetros para poder estirar las piernas cómodamente
  • Sillas (en el caso de un salón-comedor): 120 centímetros para moverse con facilidad
  • Sofá-TV: para verla estupendamente se establece una relación entre las pulgadas de la televisión y la distancia mínima

Potencia la luz natural 

distribución salón

La luz natural es fuente de vida para cualquier estancia del hogar. Aporta claridad y amplitud. Así, a la hora de distribuir el salón, hay que tenerla muy en cuenta.

Evita obstaculizar su paso. Los muebles demasiado altos frente a las ventanas o unas cortinas oscuras son el peor aliado de la luz. Asegúrate de que la altura de estos objetos decorativos no impiden que los rayos de sol inunden tu salón. También es un acierto colocar el sofá justo debajo de la ventana o elegir una tapicería semi-transparente. 

Esas mañanas de lectura o tardes de sofá y peli serán más placenteras si el sol se cuela en esta estancia. Y es que, además de iluminar, la luz tiene un gran componente psicológico. Una casa bien iluminada reporta felicidad a la vez que un encanto muy personal.

Claros, benditos claros 

distribución salón

Y si la luz hace ganar en amplitud, los colores suaves tampoco tienen nada que envidiar. Al distribuir el salón, coloca los muebles claros u objetos en tonos claros estratégicamente, en puntos que favorezcan la iluminación. 

Asimismo, juega con las texturas y tonalidades. Su combinación hace que los elementos se “alejen” visualmente y ganas sensación de espacio.

Aprovecha cada milímetro

distribución salón

Decíamos que el espacio es el que es, pero no por ello tienes que dejar rincones en blanco. El arte de distribuir tu salón de acuerdo a los patrones de la decoración exige que cada milímetro esté calculado.

Introducir más o menos objetos depende del tamaño del salón, pero también de tu capacidad para almacenar.  Las cómodas, los muebles con cajones, los aparadores o las mesillas no hay que dejarlas en la tienda. Esa lámpara o marco de foto de familia encuentran en ellas el aliado perfecto para lucir como nunca. ¿Te apuntas a la moda distribución-almacenaje?

Ahora que ya hemos sacado del baúl el libro de los mejores consejos para distribuir tu salón, es hora de que te pongas manos a la obra. Es cierto que puede parecer costoso, pero ¿qué sería del salón sin una buena distribución y decoración?

Y si esta guía te ha resultado útil, en nuestro blog tenemos miles de trucos para que cualquier estancia de tu hogar luzca como nunca. ¿Te atreves a comprobarlo? Somos Avvento, somos decoración.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *