El arte de decorar el salón según tu personalidad

Cada mochuelo a su olivo y cada cual con su salón

El salón es el epicentro de la casa y una de las habitaciones más transitadas. Es el lugar en el que nos reunimos con amigos, familia o en el que nos relajamos después de un largo día de trabajo. Por eso, es importante decorar el salón según tu estilo de vida.

Reuniones familiares, cenas con amigos, sesiones de cine, el lugar perfecto para jugar con tus hijos o simplemente un lugar en el que refugiarse del frío y descansar. Cada persona hace un uso distinto del salón de su casa y por eso este tiene que estar preparado para tus circunstancias. Es tu estilo de vida y tus propias necesidades las que marcarán cómo decorar el salón.  Para eso te planteamos una selección de estilos para que escojas el que mejor te defina y lo adaptes a tu hogar.

El salón social

Proteger el sofá. Sofá Bassico

¿Eres el típico amigo que siempre pone su casa para las cenas, reuniones y eventos? Entonces este es tu salón. Un centro de reuniones dentro de tu hogar. Para ello, los muebles dos en uno serán tus grandes aliados. Evita que nadie se quede sin asiento con los sofás con pubs en los brazos o las mesitas nido, que te servirán para crear nuevos puntos de apoyo. Los colores y la luz son importantes, para que todo el mundo esté a gusto puedes optar por los tonos rosas y azules, que transmiten tranquilidad, y crear un ambiente relajado con lámparas de sobremesa y farolillos.

Una idea original es que tus amigos o familiares formen parte de la decoración de tu hogar. Puedes reservar un espacio de la pared para ir rellenando con fotos, al estilo de libro de visitas.

El salón-despacho

¿Eres de los que siempre se lleva el trabajo a casa o trabajas habitualmente desde ahí? Entonces ha llegado el momento de asumir que tu salón tendrá que convertirse en una oficina, eso sí, sin dejar de lado el espacio dedicado al ocio. La tele no se toca. Cuando el trabajo llega a casa, es importante diferenciar bien el espacio que dedicas a cada cosa. Una pared, una franja de cristal o diferentes decoraciones que permitan delimitar las zonas.

Para adaptar el salón es importante conocer el punto con mayor luz de la habitación y colocar ahí el espacio de trabajo. Para trabajar necesitamos una buena iluminación, además de cuidarnos la vista, si es natural nos ahorraremos un gasto en luz innecesario.

Un pequeño truco es añadir a la decoración unos cajones de mimbre que sirvan para guardar el material de trabajo, una vez lo hayas terminado de utilizar, y así camuflar la parte más laboral.

El salón familiar

Normalmente el salón suele ser la habitación más grande de la casa y es normal que si tenemos niños pequeños, lo utilicen como su zona de juegos. Si van a pasar tanto tiempo en esta habitación, debería estar adaptada a ellos y, sobre todo, a su altura. Ponles las cosas fáciles con muebles bajos para poder almacenar sus juguetes o dibujar.

Una pequeña advertencia. Los niños suelen venir acompañados de manchas: el zumo que se les cae, las pinturas que se derraman o los zapatos llenos de barro en el sofá. Cúrate en salud y opta por tejidos de fácil lavado.

El salón de los hobbies

A veces no tenemos espacio suficiente en casa para poder dedicar una habitación a nuestras aficiones. ¡Ojalá tener un estudio de diseño o una habitación insonorizada para tocar instrumentos! Pero la triste realidad es otra. Aunque al mal tiempo, buena cara. Une esa habitación ideal a tu salón actual. Dedica un espacio a desarrollar tus aficiones, y para que no haya conflicto de intereses, cada inquilino podrá tener su propio espacio. El salón se convertirá en la mayor fuente de inspiración de la casa.

No obstante, no hay que olvidar que se trata de una misma habitación, así que aunque cada uno disponga de su rincón de ocio, la decoración tendrá que seguir un estilo similar que actúe como nexo. Y muy importante, no se trata de un taller, sino de un salón, por lo que la organización tiene que estar a la orden del día.

Ahora solo tienes que pensar en qué tipo de persona encajas y dar rienda suelta a la imaginación para adaptar tu salón a alguno de estos cuatro tipos. Pero si todavía necesitas inspiración, échale un ojo a nuestros catálogos o nuestro blog. Si quieres más información, nosotros estaremos encantados de echarte una mano en lo que necesites, solo tienes que ponerte en contacto con nosotros.

Fuente de imágenes: Pinterest y Avvento. 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *