Tres tríos de color sublimes para decorar tu salón

El color, un plus para decorar el salón

El color tiene que estar en la cúspide de la pirámide a la hora de decorar el salón. Buscamos el más acorde a nuestro estilo, pero quizás dejemos por el camino aquellos que combinan a la perfección. Si es así, hoy os ofrecemos tres tríos de color con los que seguro no vas a a fallar.

Desplegamos toda la paleta cromática para decorar nuestro salón y surgen miles de dudas. Buscas darle ese aire de elegancia con colores que se adecuen a tu estilo de vida. No obstante, cuando se basa en generar contrastes y jugar con el cromatismo, todo son incógnitas. Si es así, hoy te presentamos tres tríos fundamentales para decorar y hacer de tu salón todo un escaparte decorativo. ¿Te los vas a perder?

Rosa, negro y blanco para salones nórdicos 

color decorar hogar

La combinación de estas tres tonalidades, moda desde 2018, es todo un acierto. Si eres de  salones nórdicos, estos tintes agrisados con la mezcla de rosas proporcionarán elegancia y luminosidad. Además, la calidez invita a su estancia. Si a eso le sumamos el toque de feminidad que aporta mayor claridad y sofisticación al conjunto, la perfección está servida.

Lo ideal es combinarlo con blancos, crudos y algunos detalles en negro. Este cócktel cromático te hará generar estancias actuales, vanguardistas, sin perder ese toque más conservador. 

Siguiendo la regla 60-30-10, lo ideal es que el rosa cope el protagonismo en las paredes (60%). Pero su dulzura se puede complementar con unos tapizados de sofá en blanco y un negro, menos luminoso, para contrarrestar la potencia lumínica de los anteriores.

Y ahora, ¿te decantas por el rosa Heart Woood, el Negro Noche o el Blanco Lino?

Gris, negro y blanco, los tonos del amor y el clasicismo 

decorar salón

Si te decantas por decorar tu salón para generar ambientes románticos, esta combinación es perfecta. Estas clásicas ambientaciones pueden reproducir misticismo y sutileza con una paleta cromática que invita al intimismo. 

En ese caso, un salón de corte más clásico admite texturas diferentes. El gris se aplica como dominante, el blanco genera el cromatismo y la luminosidad, y el negro cierra este perfecto circulo de ambientes decorativos.

Esta combinación también admite otros colores. Verdes, rojos y amarillos pueden incluirse, pero en dosis reducidas.

¿Puede que el gris acorazado, el negro noche o blanco lino sean los tuyos?

Ocre, negro y blanco. Haz tu salón más contemporáneo y rústico

color decorar salón

Combinados con blancos y negros, el ocre aporta refinamiento. El blanco ha de ser el tono principal, pero añade un 30% de ocre y algún detalle oscuro. La simbiosis entre ambos se traduce en elegancia, sobriedad y riqueza cromática.

La potencia del ocre, a pesar de ser secundario, siempre llama la atención. Úsalo en lugares visibles- cortinas o papel pintado- para que las pupilas vayan directas a él.

Recuerda que toda esta combinación tiene que ajustarse a los patrones del hogar. El mobiliario también tiene que basarse en ellos si quieres un salón adaptado al siglo XXI.

Rojo, negro y blanco para salones familiares 

color decorar hogar

El atrevimiento hecho colores. Decorar el salón con esta combinación está hecha para los padres de familia enérgicos y vitales.

El color rojo, asociado a la sangre y al nacimiento, aportará sentimiento familiar, elegancia, energía y ese chute vibrante. Pero siempre en pequeñas dosis (10%). El negro, para generar cierto misterio, tendrá que tener un aporte mayor (30%). Por último, la suavidad del blanco (60%) hará de pegamento de los dos anteriores.

Y tú, ¿te atreves a poner un rojo? Si es así, la expectación por ver lo que se esconde en otras estancias de las casa.

 Azul, verde y gris para salones serenos

El equilibrio y la serenidad están servidos con esta combinación. Decorar tu salón con esta paleta te permitirá sentirte en un oasis de paz y tranquilidad. Invita a estar en familia, a relajarse contemplando las suaves brisas veraniegas, ya pasadas.

Así, usa el gris en el suelo, mobiliario y sofá para aportar neutralidad. El azul- en un 30%- resérvalo para acentuar la belleza general. Y por último, utiliza el verde para complementos y textiles.

Los suelos en gris acrecientan las líneas de contraste y aportan vitalidad a los turquesas y verdes complementarios. 

Los colores siguen reproduciéndose y las tendencias van cambiando año tras año. Sin embargo, con estas combinaciones cromáticas, la decoración de tu salón no se quedará desfasada. Si todavía te asaltan algunas dudas, puedes consultar nuestro blog o catálogo. O si lo prefieres, contacta con nosotros, estaremos encantados de atenderte.

Somos Avvento, somos decoración.

Fuentes: Avvento, Pinterest

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *